La enseñanza del inglés se adelanta este curso de los ocho a los seis años

A pesar del ruido político y mediático que está acompañando la llegada a las aulas de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía, su puesta en marcha sólo es una de las novedades a las que se enfrentarán los alumnos andaluces a partir del próximo lunes 17 de septiembre. Y es que la tormenta política y social desatada en torno a una materia, que se impartirá en nuestra comunidad a todos los alumnos de tercero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), ha contribuido a dejar en un segundo plano los grandes cambios que se producirán en nuestras escuelas a consecuencia de la entrada en vigor de la sexta ley educativa de la democracia española: la LOE.

Sin duda, uno de estas grandes novedades es la que afecta a la enseñanza de la lengua extranjera. Considerado por la Consejería de Educación de la Junta como una de las materias instrumentales básicas -junto a las Matemáticas y la Lengua Española-, el inglés gana peso este curso en todos los centros andaluces. Hasta ahora, los niños tenían su primer contacto con el idioma extranjero en tercero de Primaria. Pero la LOE estipuló que la enseñanza de Inglés se adelantase al primer ciclo de Primaria, y el Gobierno andaluz, a través de un decreto que se modifica las enseñanzas de Educación Primaria y Secundaria, ha fijado que el idioma llegue a las aulas en primero de Primaria; es decir a los seis años.
En principio, se ha dispuesto que se enseñe inglés durante hora y media a la semana en primero y segundo de Primaria, y durante dos horas en el resto de cursos superiores de este nivel. Sin embrago, los centros tendrán autonomía para elevar el número de horas de la materia si lo consideran oportuno, ya que el decreto de la Junta les otorga la libertad de fijar el contenido de siete horas de clase a la semana, con la única obligación de dar mayor peso a las asignaturas que presentan un índice mayor de fracaso escolar: Inglés, Lengua y Matemáticas.
La enseñanza del Inglés también se refuerza en la ESO, ya que pasa de las tres horas con las que contaba en primero (13 años) a cuatro clases semanales, las mismas que se dan en tercero y cuarto (segundo se mantiene de momento en tres). Este aumento ha sido posible gracias al aumento del cómputo total de horas de clase semanales en primero de ESO, de 29 a 30, las mismas que ya tienen los otros tres cursos.
Otra de las grandes novedades andaluzas para el curso 2007-08 es la implantación de los programas de cualificación profesional inicial en todos los institutos. La LOE dictó la obligatoriedad de impartir estas enseñanzas a partir de 2008, pero la Junta ha adelantado el calendario para impartirlas un año antes. Destinadas a los alumnos mayores de 16 años que a 31 de diciembre no hayan obtenido el graduado en ESO, pretenden dotarles de competencias con las que enfrentarse al mercado laboral. Además, estas enseñanzas sirven de puente para acceder a la formación profesional de grado medio -previa prueba de acceso- y, si bien no sirven para obtener el título oficial de la ESO, si se reconocen con una certificación académica propia expedida por la administración educativa.

Noticia publicada en los diarios del grupo Joly’, 10-09-07 – SEVILLA

No se admiten más comentarios